Wednesday, July 22, 2009

50 años de la Revolución Cubana

Aporrea, Miércoles, 22/07/2009
El 1 de enero de 2009, la pequeña Isla de Cuba celebró el 50º aniversario de una revolución que logró derrotar a la brutal dictadura que la dominaba para comenzar a establecer en su largo y a menudo complicado camino hacia el socialismo.
En todo el mundo, los medios de comunicación masiva han combinado informes con distorsiones y mentiras sobre el tema de la democracia enla isla, focalizando la revolución en el más claro de sus símbolos: su líder histórico, Fidel Castro y el icónico ejército guerrillero que marchó a la Habana en la primer semana de 1959, precisamente con Castro y el revolucionario de origen argentino, Ernesto Che Guevara a la cabeza.
En el mejor de los casos, esta visión nos presenta sólo una imagen parcial sobre la Revolución Cubana ya que pasa por alto los cientos de miles de personas que en el movimiento urbano clandestino se opusieron al asesino dictador apoyado por los Estados Unidos, Fulgencio Batisa quien fue derrocado por la revolución en combates callejeros, movilizaciones obreras que pararon la producción hasta llegar a la organización de huelgas generales como la organizada el 2 de Enero de 1959, misma que finalmente puso al régimen de rodillas.
El mismo punto de vista sobre Cuba también hace caso omiso de la lucha de los trabajadores y otros sectores populares que, después de huir Batista, transformó la lucha contra la dictadura en una revolución que derrocó a una clase política cuya corrupción y régimen autocrático ponían en peligro las aspiraciones del pueblo cubano por democracia y justicia social. Una Revolución Socialista iniciaba a unos pasos de la mayor potencia capitalista de la tierra.

La supervivencia de la Revolución Cubana durante medio siglo, de cara a las interminables agresiones de la más poderosa nación de la tierra, ubicada a sólo 90 millas es una enorme hazaña y demuestra que la realidad de la Revolución Cubana y sus logros merece una análisis mucho más profundo y justo que el que recibe en los medios occidentales de comunicación masiva.
El Derrocamiento de la Dictadura.
Durante la primera mitad del Siglo XX, Cuba era poco más que un casino flotante a cargo de la mafia, los grandes terratenientes y una serie e dictadores respaldados por los Estados Unidos.
Su economía se encontraba subdesarrollada y dependían en gran medida de las exportaciones de azúcar hacia los Estados Unidos. Más de la cuarta parte de las tierras productivas de Cuba eran propiedad de empresas norteamericanas.

Cuando Fidel Castro, un joven abogado, defendió una fallida insurrección en contra del brutal régimen de Batista en 1953, con las palabras "la Historia me Absolverá" tocó fibras sensibles para una población que quería democracia, pero donde más del 30% se encontraban desempleados y en donde el 75% de las tierras se encontraban en manos de un pequeño grupo de terratenientes; el racismo y la prostitución eran la moneda de cambio y el capital estadounidense controlaba los negocios y el gobierno mientras el pueblo trabajador vivía sin tener acceso a la salud o la educación. Después de derrocar la dictadura de Batista el gobierno revolucionario inició un proceso de redistribución de la tierra y una reforma social que generó un conflicto de intereses directo con las empresas propiedad de los norteamericanos.

Los Estados Unidos suspendieron sus relaciones comerciales con Cuba, a lo que Cuba respondió con una serie de nacionalizaciones de empresas norteamericanas, con la ocupación de las fabricas por parte de los trabajadores y movilizaciones sociales y concentraciones de masas a favor de medidas cada vez más radicales en beneficio de los más pobres.

Los Estados Unidos ayudaron a organizaron un intento de invasión encabezada por cubanos contrarrevolucionarios en Bahía de Cochinos en 1961y ante su fracaso continuo financiando y organizando intentos para derrocar a la revolución desde entonces.

Las tácticas utilizadas por el gobierno de los Estados Unidos han incluido el uso de la guerra bacteriológica (introduciendo dengue hemorrágico y fiebre porcina) el sabotaje, los atentados y el intento de asesinato a los líderes de la Revolución. Fidel Castro ha sobrevivido a más de 600 intentos de asesinato apoyados u organizados por la CIA.

Más de 3 478 cubanos han sido asesinados en acciones del gobierno de los Estados Unidos y las mafias terroristas cubano-americanas. A la par, 5 cubanos que investigaban las acciones terroristas de estos grupos llevan hoy más de 10 años en cárceles norteamericanas.

Sin embargo, la acción más perjudicial ha sido el bloque económico por más de 46 años de Estados Unidos contra cuba, que ha costado al pueblo cubano más de 92 millones de dólares estadounidenses. El 29 de octubre pasado la Organización de las Naciones Unidas votó por 17° año consecutivo a favor de la demanda para que Estados Unidos levante el bloqueo económico contra Cuba. La votación tuvo 185 naciones a favor, con los votos en contra únicamente de los Estados Unidos, Israel y las diminutas islas del pacífico de Palau.

La amenaza que representa el ejemplo

A pesar de la constante agresión, Cuba ha dado permanentemente un ejemplo al mundo de lo que puede lograrse cuando una economía es organizada de acuerdo a las necesidades de la gente y no de las ganancias de las empresas.

Una de las primeras tareas de la revolución era erradicar el analfabetismo, lo cual se logró en un año con la ayuda de cientos de miles de voluntarios. La educación gratuita y de calidad está disponible de forma universal para todos los cubanos y miles de cubanos son maestros de forma voluntaria en docenas de países del mundo.

Podemos decir algo similar en el caso de los servicios de salud. Antes de la Revolución, la esperanza de vida de los cubanos era de sólo 58 años y en al país 6300 médicos exigían honorarios exorbitantes que colocaban los tratamientos médicos fuera del alcance de la mayoría.

Además solo había un hospital en las zonas rurales de Cuba.

 Hoy en día la asistencia sanitaria en Cuba es universal y de clase mundial, además de ser completamente gratuita. En 2008 la esperanza de vida era de 78 años, lo cual se acerca más a la realidad de los países desarrollados que los países vecinos de Cuba, en la pobreza.

En 2008, la mortalidad infantil en Cuba se mantuvo a la baja, ubicándose en 4.7 por cada mil niños nacidos, muy por debajo incluso de los Estados Unidos con una tasa de 6.4 por cada mil o el promedio mundial de 52 por cada mil.

Cuba tiene más de 70 000 médicos, la mayor cifra per cápita del mundo y decenas de miles de ellos son voluntarios en más de 80 diferentes países, incluyendo entre ellos Venezuela , Bolivia, las Islas Salomón y Timor Oriental, donde en la actualidad hay más de 300 médicos cubanos.

Además miles de estudiantes extranjeros, incluidos norteamericanos, estudian medicina de manera gratuita en universidades cubanas. En colaboración con la Venezuela Revolucionaria, Cuba ha restaurado la visión a más de un millón de personas en Latinoamérica y el Caribe como parte de la Operación Milagro.

Internacionalismo.

En el corazón de la Revolución Cubana ha habido un internacionalismo desinteresado y el apoyo a los movimientos de liberación nacional alrededor del mundo, lo cual incluso la puso en muchos momentos en contradicción con la Unión Soviética, con quien Cuba basó durante décadas la mayoría de sus recursos y comercio en el contexto del bloque económico norteamericano.

El más famoso internacionalista cubano fue el Che Guevara. En su ahora famoso discurso ante la Conferencia Tricontinental en 1967, el Che llamó a crear uno, dos, tres, muchos Vietnam.

Esto no era solamente retórica, ya que el Che se ofreció voluntariamente a tratar de propagar la revolución en el Congo, en África y, a continuación, en Bolivia, en América Latina, dónde eventualmente fue asesinado.

Menos conocidos son los ingenieros cubanos que ayudaron a los vietnamitas en su lucha por la libertad en contra de los Estados Unidos.

En África, las tropas cubanas fueron también invitadas a asistir en la lucha de independencia en Guinea-Bissau y en Angola donde Cuba infligió la primer gran derrota a las tropas coloniales de la Sudáfrica blanca, acelerando la caída del apartheid.

En su discurso en la Habana, en 1991, Nelson Mandela, recién salido de prisión, se refirió a la victoria dirigida por Cuba sobre las fuerzas sudafricanas de Angola, como un hito en la historia de la lucha por la liberación del África meridional.

El internacionalismo cubano continúa hasta el día de hoy, proveyendo doctores, maestros, ingenieros y agrónomos a más de 90 países alrededor del mundo, particularmente en las revoluciones nacientes en América Latina como Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Democracia.

A pesar de la casi ferviente necesidad de los medios de comunicación occidentales por presentar a Cuba como una dictadura, la Revolución Cubana ha hecho avances sin precedentes en garantizar la democracia y los derechos humanos a sus ciudadanos.

De hecho la democracia en Cuba, si bien dista de ser perfecta, resulta sorprendente para un país bajo constante asedio y en muchos casos superior a la de aquellos países que la critican.

Mientras que el Partido Comunista de Cuba sigue siendo el único partido legal en Cuba, éste no participa en las elecciones. Los miembros del Gobierno de los Consejos Locales a la Asamblea Nacional son elegidos localmente por la gente ante quienes siguen siendo responsables. Cualquier funcionario, incluido el presidente o los ministros, puede ser localizado en su oficina en cualquier momento por sus electores.

Desde las últimas elecciones celebradas a principios de 2008 las mujeres constituyen el 43% de la Asamblea Nacional, un aumento de 7%, y la proporción de representantes de edades comprendidas entre los 18 y los 30 años ha aumentado de 23% a 36%.

De hecho, algunos de los mayores avances de la revolución se han dado en materia de derechos de la mujer, combate al racismo y, en tiempos recientes, derechos de los homosexuales.

En la Cuba pre-revolucionaria, el racismo institucional en contra de la población mayoritaria, afrocubana fue una constante. La redistribución de la tierra y la reducción de la renta en los 60's, así como la educación gratuita y una gran campaña gubernamental ha ayudado a erradicar el racismo y la opresión que se enfrentaban antes de la revolución.

Antes de la revolución, la homosexualidad era ilegal en Cuba e incluso la persecución policiaca continúo mucho después de 1959 aún a pesar de los cambios en las leyes.

Sin embargo, desde 1986, tras una campaña del gobierno cubano en contra de la homofobia, se pudieron observar cambios masivos de actitud y la Asamblea Nacional analiza en la actualidad los probables cambios legales para permitir en Cuba el matrimonio entre personas del mismo sexo.

También ha habido grandes ganancias para las mujeres. El aborto es completamente legal y gratuito en Cuba. Alrededor de dos tercios de los profesionales en Cuba, así como trabajadores, técnicos y graduados en las universidades son mujeres. Así como más del 70% de sus médicos.

Si bien Cuba todavía lucha por dejar atrás l cultura machista que ha heredado y existen áreas en las que todavía se debe de mejorar, los beneficios en relación con otras naciones de América Latina son notables.

El período especial.

Con la caída de la Unión Soviética en 1991, Cuba sufrió una severa crisis económica, perdiendo más de la mitad de sus suministros alimenticios y el comprador de más del 86% de sus materias primas de la noche a la mañana.

Además de que el producto interno bruto cayó un 33% entre 1990 y 1993, los Estados Unidos endurecieron el bloqueo económico y aumentaron el financiamiento a las organizaciones contrarrevolucionarias. El período especial, como fue llamada esta crisis, vio el retorno de algunas desigualdades y otros problemas sociales. A pesar de la escasez masiva de productos y alimentos, Cuba resistió las presiones de los Estados Unidos y mantuvo en pie los principales beneficios sociales.

No cerró una sola escuela ni hospital, y los trabajadores desempleados se lograron mantener con el 60% del salario de un trabajador de tiempo completo.

Un beneficio inesperado del período especial es que la escasez de pesticidas químicos provocó que Cuba desarrollara los de origen orgánico, desarrollando prácticas agrícolas ambientalmente sustentables, lo que ahora representa más de un 90% de la producción de alimentos en Cuba. 

Hoy la ciudades cubanas producen la mayor parte de sus alimentos en las granjas urbanas y jardines de permacultura localizadas en los límites de las ciudades.

La reforma agraria del año pasado aumentó el tamaño de los créditos agrícolas con la intención de fomentar la producción alimenticia. Cuba todavía depende en un 60-80% de la exportación de alimentos.

Sin embargo, a pesar del floreciente sector agrícola urbano, la productividad es problemáticamente baja, con cerca de la mitad de las tierras cultivables en la inactividad.

Cuba también ha dado el ejemplo en el uso de paneles solares y otras fuentes de energía renovables. En un informe de 2007 por el Fondo Mundial para la Naturaleza se menciona a Cuba como el único país del mundo que logro cumplir con los criterios establecidos para el desarrollos sustentable.

Con el crecimiento de la alianzas con países revolucionarios como Venezuela y otros, la economía cubana se ha recuperado recientemente, aunque el ritmo de recuperación se hizo más lento en 2008 , bajando al 4.3%, afectados por los altos precios de los alimentos y una fuerte caída en el precio de su principal producto de exportación, el níquel.

Tres enormes huracanes azotaron Cuba en 2008, causando pérdidas superiores a los nueve mil millones de dólares, lo cual equivale al 20% de su producto interno bruto así como una gran escasez de alimentos, fenómenos de los que Cuba aún se está recuperando. Sin embargo el bloque de los Estados Unidos sigue obstaculizando estos esfuerzos.

La presión es cada vez mayor en los estados Unidos para levantar el bloqueo. En julio del año pasado, la Unión Europea levantó las sanciones políticas contra Cuba y por primera vez en la historia la mayoría de los cubano-estadounidenses se oponen al bloqueo- una reciente encuesta de la Universidad Internacional de Florida descubrió que el 55% de los cubano-americanos están hoy en día en contra del bloqueo.

Si bien algunos argumentan que Cuba tendrá un camino similar al de China en la reestructuración capitalista ahora que Fidel Castro se ha retirado y hay un amplio debate en Cuba sobre la dirección de la Revolución, incluida la reducción de la burocracia, la utilización de algunos mecanismos de mercado y los salarios incentivos, lo que tiene por objeto mejorar, no abandonar el socialismo. De hecho, los logros de Cuba sólo han sido posibles porque la revolución rompió los intereses corporativos de Estados Unidos sobre Cuba y han creado una ruta económico laboral que pone por encima las necesidades humanas sobre los beneficios económicos.

En un mundo donde el capitalismo de libre mercado ha enloquecido cada día más y amenaza con destruir el planeta, el ejemplo de la Revolución Cubana es un faro de esperanza e inspiración a millones de personas en todo el mundo, de que un mundo mejor es realmente posible.

(tomado de Green Left Weekly, Australia. traducido por Aporrea).

No comments:

Post a Comment